ROTULACION A MANO | 15 libros clásicos de Rotulación: del Sign Painting en USA al manual del aprendiz de pintor en España
20936
single,single-post,postid-20936,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,vertical_menu_transparency,vertical_menu_transparency_on,select-theme-ver-3.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.3,vc_responsive
Nouveau recueil pratique d'Enseignes Décoratives à l'Usage des Peintres

15 libros clásicos de Rotulación: del Sign Painting en USA al manual del aprendiz de pintor en España

Goudy, el alfabeto y principios de rotulación.

Goudy, el alfabeto y principios de rotulación.

A la hora de buscar libros clásicos, en España no hay mucha literatura o guías acerca de la rotulación comercial, dado que en general raramente ha sido vista como una profesión especializada per-se, sino que ha sido más una actividad abordada por varias profesiones; y así quizá al no haber un mercado especialmente grande no se llegó a fraguar literatura o guías especificas para la profesión.

Uno de los principales problemas que encontramos de partida para definir esta actividad está en la propia terminología a usar.

En Castellano usamos “rotular” para un sinfín de actividades, como la rotulación en dibujo técnico de planos, la creación del cartel de una tienda, o el dibujo de letras para la portada de un libro.

Así, uno de los libros mas traducidos sobre rotulación, el manual “El alfabeto y principios de rotulación” de F. W. Goudy (1908) encuentro que no es de mucha utilidad práctica para pintar rótulos por ejemplo, aunque  es sin duda una joya del conocimiento tipográfico, pero contribuye a esa confusión que tiene mucha gente entre rotulación, los rótulos, caligrafía etc. o peor aún, pensar que uno puede abarcar por igual a todos esos campos profesionalmente.

Sin embargo en otros idiomas como el inglés si se ha llegado a crear una terminología quizá mas especifica, como Sign Painting (USA) o Sign Writing (UK) que hacen un mayor énfasis en la especificidad de que es para “Signs” Rótulos, normalmente comerciales, a la vez que nos hablan de algunas diferencias culturales entre estos dos países.

 


USA

Referencias clásicas americanas serían los diversos manuales para hacerse rotulista, y cursos por correo que fueron de mucha utilidad a artistas en el lejano Oeste, o a exmilitares en busca de un trabajo al volver de la IIGM, en estas autenticas guías para convertirse en rotulista, en las que detallan materiales, técnicas, precios etc. Destacaría por ejemplo los “Sign Painting” (~1910) de Frank H. Atkinson con modelos de letras y diseños mas que interesantes. Otro clásico sería por ejemplo “Mastering Layout: On the Art of Eye Appeal” (1986) de Mike Stevens, que hace más énfasis en el diseño de un cartel publicitario, mas enfocado al día a día del rotulista Americano de los 70 y 80, que al del diseñador gráfico publicitario, lo cual lo hace distinto a muchos otros manuales.

signs-streets-storefronts-03
“Signs, Streets, and Storefronts: A History of Architecture and Graphics along America’s Commercial Corridors” (2012) de Martin Treu es también un libro muy interesante centrado en la historia de los rótulos en USA, especialmente enfocado a los “architectural signs” neones, y demás piezas de gran formato que hoy asociamos con la América más clásica: los dinners, los primeros centros comerciales etc.

Su enfoque como arquitecto, diseñador y urbanista se nota en todo el libro, pero es muy valioso teniendo en cuanta la poca historia escrita que hay de este campo, que muchas veces se ve dispersa en artículos de revistas especializadas de todo tipo como “Sign of the Times Magazine

En 2012  Faythe Levine y Sam Macon hicieron el documental y libro “Sign painters” que como su nombre indica es una colección de perfiles de algunos rotulistas Americanos de diferentes grados de éxito. El documental es entretenido y el libro es una selección a veces mas o menos acertada, quizá un poco superficial y mas centrado en los personajes, pero sin duda ha sido el mayor superventas de los últimos años relacionado con este tema.” 

 


Reino Unido e Irlanda

La tradición oral en estos países y el traspaso de conocimiento de maestro a alumno, así como una enorme tradición cultural, una demanda constante por parte los pubs y un publico que valora el sign writing, han servido para mantener una de las mejores tradiciones rotulistas mundiales. No hay muchísimos libros que recomendar pero “The Art & Craft of Sign-Writing” (1987) de  William Sutherland es un libro bonito y con ejemplos clásicos, y “Signwritten Art” (1989) de A.J. Lewery excepcional sobre la historia de este arte en UK e Irlanda

 


 Argentina

tratadoEn Argentina, para diferenciar una actividad que en las últimas décadas se ha unido mucho a la del fileteador, se usa cada vez más el término Letrista, una profesión diferente a la del que hace filetes y ornamentaciones, aunque suelan ir de la mano en muchos casos. En este campo tenemos los manuales y libros clásicos de Alfredo Genovese quien ha hecho un importante esfuerzo por recuperar la terminología, historia, herramientas etc de esta tradición popular.

 


Francia

En Francia también encontramos bastantes libros remarcables sobre la rotulación y modelos de letras específicos para pintores, como “Album du peintre en batîment (1882)”, “Lettres à l’usage du peintre (~1900)” o la colección de láminas con varias ediciones “Lettres pour les peintres”. En nuestro Post sobre la historia de la rotulación en París podéis ver más fotos de los rótulos de esta ciudad.

Un par de excepcionales referentes franceses de libros de laminas con estilos de letras, serían por ejemplo el de estilo Art Decó “Modèles de lettres modernes” por Georges Léculier (~1920):

Y la espectacular colección de litografías “Nouvel album d’enseignes à l’usage des peintres”  (de ~1985, ~1890) más de estilo Art Nouveau por L. Ramade, profesor en la escuela de Sieber, donde enseñaban pintura decorativa, acabados falsos de madera o piedra y por supuesto rotulación.

enseignes dart

Algunas fotos de la escuela Sieber en Melun, al sur de París:


Austria

Otra mención notoria es el Austriaco “Der praktische schildermaler” (“El rotulista práctico”) de principios del siglo XX, litografias a color y alfabetos con ejemplos de diseños:


Suecia

Un libro de cromolitografías con muestras de letras que no he visto en persona pero que tiene algunas reediciones online bajo encargo y con unas laminas espectaculares es “Skylmotiv” (1880) de Frithiof Telenius, Estocolmo, en ellas podemos ver una tradición de letras nórdicas con las modas del momento.

Muchos de estos libros pueden encontrarse On-line si tienes curiosidad, y algunas copias impresas de los originales más antiguos se cotizan en varios cientos y miles de Dolares.


España

Volviendo a España hay algunos libros que tratan los diseños de “Muestras” como se conocía anteriormente a los rótulos comerciales en las fachadas, desde el punto de vista del diseño gráfico o tipográfico, o asociado al diseño de logotipos etc. Quizá en este campo el mas conocido sea el de Mercedes Bonet Mercé, “El arte de la Rotulación”, así como varias láminas de estilos de letras que se editaron entre los años 40 y 80.

En los libros de láminas quizá los de Miguel Pedraza y los Antonio Villaroya de los años 40 fueron de los más útiles, pero como decimos, se centraban en estilos de letras mas que en técnicas, para hacerlos mas polivalentes, y digamos que sus consejos lo mismo se podrían usar para una esquela en un periódico que para un rótulo de una tienda.

Creo que una empresa de formación a distancia estilo CCC llegó a hacer un manual de formación en los años 70 u 80 en España pero aún no lo he localizado.


Fotos de fachadas

Rodrigo Zavala y Ramón Palacio

Rodrigo Zavala y Ramón Palacio

Hay libros que han prestado atención a las fachadas de comercios y sus rótulos como Guapos para siempre ( Maria Favà / Carme Amoròs 2007 ) sobre las más de 100 tiendas de Barcelona galardonadas con la distinción “Guapos para siempre” con que el Ayuntamiento premia los establecimientos con más tradición que han procurado mantener su aspecto y actividad originales. Otro libro mas modesto y autoeditado sería Madrid fachadas 2003-2013 (Rodrigo Zavala y Ramón Palacio, 2013) con  fotos de las fachadas de comercios clásicos de Madrid Centro, en mayor decadencia. Luego hay bastantes buenos libros de fachadas como “Store Front The Disappearing Face of New York” de James T. Murray, los varios de Louise Filli sobre rotulos de Italia, Francia etc. y multitud de libros semejantes, pero en general son como ya decimos libros de fotos, muy bonitos, pero que de cara a un aprendizaje serio son un poco inútiles.

 

Barcelona

Quizá  el libro actual que mejor cubre el tema, desde un punto de vista arquitectónico, histórico y práctico es el de Diseñador Catalán Enric Satué (Barcelona, 1938) es un diseñador gráfico muy conocido por haber realizado la identidad corporativa del Instituto Cervantes y de la Universidad Pompeu Fabra, o comisionado exposiciones de tipografia en España entre otros grandes trabajos. En colaboración con el ayuntamiento de Barcelona, ha escrito “El paisaje comercial de la ciudad. Letras, formas y colores en la rotulación de comercios de Barcelona (2001) que al final es una guía práctica sobre tipos, familias y colores en el diseño de los rótulos para conseguir que sean eficaces pero sigan siendo respetuosos con la ciudad; haciendo recomendaciones de materiales y estilos tipográficos para los rótulos según las diversas zonas históricas.

Satue, El paisaje comercial de la ciudad. Letras, formas y colores en la rotulación de comercios de Barcelona

Satue, El paisaje comercial de la ciudad. Letras, formas y colores en la rotulación de comercios de Barcelona

Tiene una enorme variedad de ejemplos prácticos sobre la rotulación comercial de Barcelona, y constituye un repaso exhaustivo sobre formas, estilos y técnicas utilizados en los rótulos de la capital catalana.

Es de destacar esta guía del Ayuntamiento de Barcelona, ya que en otras ciudades como Madrid, la tendencia a la hora de proteger fachadas no suele incluir los rótulos, o se limita a restringir tamaños de letra etc. para los nuevos, pero no busca la integración arquitectónica del rotulo con el entorno histórico.

Aquí Enric Satué con gran sentido común hace recomendaciones de materiales, soportes, tipos de letra etc según los siglos de los edificios o los barrios en los que se sitúe el comercio, o recomendaciones de tamaños de letra según el ancho de la calle, mientras que la legislación de muchas ciudades de España directamente obligan a poner letras corporeas cortadas por laser, de tamaño fijo, en cualquier fachada comercial del centro, sin tener en cuenta factores tan básicos como estos.


Por grémios: Pintores y vidrieros.

Cristalería Española, taller de corte en Arija en 1921

Cristalería Española, taller de corte en Arija en 1921

La realidad es que la rotulación tradicional en España ha ido más ligada a dos mundos: el del vidrio y el de la pintura. Hasta que aparecieron medios de mecanización y nuevos materiales plásticos como el vinilo o el metacrilato, los rótulos pintados, de neón o en cristal se realizaban por pintores o talleres de Vidrio.

Los doradores hacían también sus letras en pan de oro pero lo más normal era que por ejemplo, empresas como La Veneciana (hoy parte de Saint-Gobain) que fabricaban espejos y grandes vidrios, fueran los encargados también de hacer muchos de los rótulos que vemos en nuestras calles; para lo cual contrataban o tenían en plantilla a artistas, pintores o “letristas” (que por lo que nos han contado, solían ser los más crápulas de la plantilla) y luego el resto de la plantilla realizaba el espejado mediante el Azogue o platedo, dorado químico o con pan de oro, arenado del vidrio etc,

Para la publicidad y rótulos pintados en las fachadas, el origen de la mano de obra (al igual que hoy) provenía normalmente del mundo de las artes, de la pintura decorativa o directamente de la pintura de brocha gorda mas especializada.


 

“Rudimentos de Pintura, o sea, manual del aprendiz de pintor de brocha gorda: 1846

1846. JOSE GARCIA SANZ / RUDIMENTOS DE PINTURA, O SEA MANUAL DEL APRENDIZ DE PINTOR DE BROCHA GORDA

1846. JOSE GARCIA SANZ / RUDIMENTOS DE PINTURA, O SEA MANUAL DEL APRENDIZ DE PINTOR DE BROCHA GORDA

Uno de los pocos libros antiguos que he localizado que haga referencia a esto, es “Rudimentos de Pintura, o sea, manual del aprendiz de pintor de brocha gorda” (José Garcia Sanz, 1846) en la Biblioteca Nacional. En la introducción se queja de la falta de diferenciación que se hace en Castellano de los diversos tipos de pintor (De historia, de brocha gorda, filetear, de imitación de materiales…) En su apartado respecto a pintar “Letras”, repasa temas como:

Materiales mas adecuados para hacer letras en oleo, sobre fondos de Barniz, temple etc:

(La tinta) debe ser hecha muy entendidamente, ni muy clara de colorido, porque no cubre como se necesita en letras y si está cargada de droga-color y poco líquido-cola, no corre como se necesita en el manejo del pincel al hacer letras"

Respecto al acabado, y añadir volumen a las letras:

las letras estudiadas deben contener las sombras adecuadas para que no parezcan chapas, y sí cuerpos que se destacan o sea salientes que las producen, debe idearse el colorido del fondo, de modo que la sombra mas baja de colorido no se confunda con el de aquel. Se ha de figurar el pintor que las pone hechas de madera, iguales en sus dimensiones y colocadas con la mas exacta simetría: que siendo de talla, bronce u otra cualquier materia, se debe suponer que formarían sombras en los sitios opuestos a la luz con coloridos dimanados o sea, destacados del de la letra, es decir, destellos o reflejos del mismo, y esta escuela es la que debe guiar al pintor en su labor de hacer letras
Viena Capellanes Mendizabal 34 en 1900

Viena Capellanes Mendizabal 34 en 1900

Respecto a los tamaños de los letreros o muestras y tipos de letra:

Un letrero que haya de estar alto y distante del sitio desde el cual se ha de leer, convieneque sea hecho con letras de las mas claras y sencillas entre sus clases Para los letreros próximos al punto de vista se pueden adoptar las letras mas historiadas ó las antiguas de tarjetas; pero en lodo sitio alto 6 bajo á la vista, lo que procurara el pintor es esplicar bien lo que quiere anunciarse con las letras menos posibles.

Lo cual parece una tontería, pero aún hoy los rotulistas y diseñadores siguen luchando con los clientes para hacerles entender eso de que hay que“esplicar bien lo que quiere anunciarse con las letras menos posibles”

Ruiz de Alarcón en los años 20

Ruiz de Alarcón en los años 20

Y aquí describe lo que era la moda por entonces y que hoy conforman lo que entendemos por rotulos clásicos en las ciudades:

la moda del dia, que con mucha razón es lá de campear una docena de letras, bien sean de bulto adornadas por el dorador y pintor, o bien figuradas en pintura como de talla, en una gran muestra que cubra media fachada

Finalmente las características básicas que tiene que tener un buen letrero o muestra

En todas es indispensable: la buena proporción de sus partes, la igualdad en el estilo entre todas las letras de un letrero, la limpieza en sus contornos , la propiedad en perspectiva de sus primeras, segundas y terceras sombras, la claridad y brevedad de lo que anuncien, la buena distribución del letrero conforme con el espacio, y la mas entendida ortografía en su puntuación y acentuación.

Estas reglas que no han cambiado mucho desde hace casi 170 años, son con las que se hicieron por ejemplo estos rótulos de Viena Capellanes en Madrid a principios de siglo que hemos elegido para ilustrar el texto.

¿Alguna sugerencia más de libros básicos? deja un comentario!

Goya 37, años 20

Goya 37, años 20

1 Comment

  • Cristian Roldán

    20.03.2017 at 12:15 Responder

    Gracias por compartir esta información tan completa e interesante!!

Post a Comment