ROTULACION A MANO | ‘ARTS & CRAFTS’ EN LA CAPITAL, ASÍ ES MADRID HECHO A MANO. GO FORD MAGAZINE
21921
post-template-default,single,single-post,postid-21921,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,vertical_menu_transparency,vertical_menu_transparency_on,select-theme-ver-3.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.3,vc_responsive

‘ARTS & CRAFTS’ EN LA CAPITAL, ASÍ ES MADRID HECHO A MANO. GO FORD MAGAZINE

‘ARTS & CRAFTS’ EN LA CAPITAL, ASÍ ES MADRID HECHO A MANO.

“La imagen del Madrid auténtico que tiene la gente en la cabeza incluye no solo arquitectura, sino también rótulos elegantes, graficas de comercios tradicionales muy elaboradas, de diseño cuidado y estética atemporal”, nos cuenta Diego, “por lo tanto, seguir creando ese tipo de trabajos hace que las ciudades sigan siendo reales, y no clones impersonales las unas de las otras”.

Comprueba paseando a cualquier hora por Malasaña por qué es uno de los barrios de moda de Europa. ¿Lo más evidente, lo que buscan en ella madrileños y visitantes? Su irresistible fusión de tradición y modernidad, embriagarse a sorbos de ese cóctel malasañero en el que todo coexiste orgánicamente: bares de tapas con coctelerías, carnicerías con espacios de coworking… y, de un tiempo a esta parte, la recuperación (o reinvención, podríamos decir) de un modo de hacer las cosas a tono con el pasado del barrio.

Por ejemplo, recuperando la función primordial de los letreros de los comercios –tradicionales o de nuevo cuño- como la mejor tarjeta de visita, como un grito contra la uniformidad de la franquicia y como un reclamo perfecto para el visitante que busca y encuentra, gracias a ellos, un lugar auténtico, único. Clásicos madrileños como La Bicicleta Café (Plaza de San Ildefonso, 9, www.labicicleta.com) o La Duquesita Pastelería(Fernando VI, 2, www.laduquesita.es) tienen algo en común: los rótulos que dan la bienvenida a sus clientes están hechos a mano, recuperando las técnicas tradicionales del pan de oro, el grabado de vidrio o la pintura con esmaltes. Tras ellos está el rotulista Diego Apesteguía, flamante premio al Emprendimiento en los Premios Nacionales de Artesanía y malasañero de pro: su taller, Rotulación a mano (www.rotulacionamano.com) está en una de las calles más castizas del barrio, Molino de Viento, que mezclando técnicas modernas con la artesanía más tradicional, crea carteles para locales comerciales con los que se recupera esa imagen prototípica de Madrid pero con una patina de contemporaneidad.

No Comments

Post a Comment